Receta del Calçots

Foto del autor

By Alberto

Los calçots son una delicia culinaria que se disfruta especialmente en la región de Cataluña, España. Estos tiernos y sabrosos brotes de cebolla se han convertido en una verdadera tradición gastronómica y son una exquisitez para los amantes de la cocina española. En este artículo, te sumergiremos en el mundo de los calçots, explorando su historia, dónde puedes degustarlos en Cataluña, por qué son tan famosos y te proporcionaremos una receta detallada para que puedas prepararlos tú mismo en casa.

Historia de los Calçots

La historia de los calçots se remonta a principios del siglo XX en la región de Tarragona, en Cataluña. Un agricultor llamado Xat de Benaiges es a menudo acreditado como el inventor de esta deliciosa variedad de cebolla. Buscando una forma de proteger las cebollas de la tierra y el sol, decidió apilarlas y cubrirlas con tierra, creando así los calçots.

Con el tiempo, esta técnica de cultivo se perfeccionó y se convirtió en una tradición culinaria en toda Cataluña. Hoy en día, los calçots son una parte integral de la cultura gastronómica de la región y se celebran con festivales específicos, conocidos como «calçotadas,» donde las familias y amigos se reúnen para disfrutar de esta delicia de invierno.

¿Dónde Comer los Mejores Calçots en Cataluña?

Si deseas probar los calçots más auténticos y deliciosos, la región de Cataluña es el lugar para hacerlo. Aquí hay algunos lugares destacados donde puedes disfrutar de una auténtica calçotada:

  • Restaurant Els Cinc Pètals en Valls: Valls es conocida como la cuna de los calçots, y este restaurante es un lugar emblemático para degustarlos. Su calçotada es una experiencia imperdible.
  • Cal Xim en Sant Pau d’Ordal: Este restaurante ofrece una experiencia única al aire libre para disfrutar de los calçots a la brasa y una selección de salsas deliciosas.
  • Restaurant Can Borrell en Barcelona: Si estás en la ciudad de Barcelona y buscas calçots de calidad, este restaurante es una excelente opción. Aquí los sirven con su famosa salsa romesco.

Estos son solo algunos ejemplos, pero en toda Cataluña encontrarás restaurantes y locales que ofrecen calçots durante la temporada de invierno, que suele ser de enero a marzo.

¿Por Qué Son Tan Famosos los Calçots?

Los calçots han ganado fama y reconocimiento por varias razones:

1. Sabor Único: Los calçots tienen un sabor suave y dulce con un toque ahumado debido a su cocción a la brasa, lo que los hace irresistibles para el paladar.

2. Tradición y Celebración: La calçotada es más que una comida; es una celebración de la temporada de invierno en Cataluña. La tradición de pelar y sumergir los calçots en salsa romesco es una experiencia compartida con amigos y familiares.

3. Ingredientes Simples: A pesar de su delicioso sabor, los calçots son simples en cuanto a ingredientes: cebollas tiernas, aceite de oliva, sal y la famosa salsa romesco. Esta simplicidad resalta la calidad de los ingredientes y la preparación adecuada.

4. Comida al Aire Libre: La mayoría de las calçotadas se celebran al aire libre, lo que añade un ambiente festivo y relajado a la experiencia culinaria.

Receta de los Calçots: Cómo Prepararlos Fácilmente

Ingredientes Necesarios para Hacer Calçots:

  • Calçots frescos (aproximadamente 10 por persona)
  • Sal gruesa
  • Salsa romesco (puedes comprarla o hacerla en casa)

Cómo Preparar Paso a Paso los Calçots:

Paso 1: Enciende una parrilla o barbacoa a fuego medio-alto y espera a que las brasas estén al rojo vivo.

Paso 2: Lava los calçots y sécalos bien. Recuerda dejar los tallos verdes para facilitar su manejo durante la cocción.

Paso 3: Coloca los calçots en la parrilla caliente y ásalos durante unos 10-15 minutos, girándolos ocasionalmente para que se cocinen de manera uniforme. Deben quedar con la piel carbonizada.

Paso 4: Retira los calçots del fuego y colócalos en una bolsa de papel o un paño limpio durante unos minutos para que se cocinen con el vapor residual.

Paso 5: Limpia los calçots de la piel carbonizada y sírvelos en una teja o en una fuente. Acompáñalos con salsa romesco y sal gruesa.

¡Los calçots a la brasa están listos para disfrutar! Sumérgelos en la salsa romesco y disfruta de esta deliciosa y tradicional comida catalana.

Preguntas Frecuentes sobre los Calçots

1. ¿Cuál es la mejor temporada para disfrutar de los calçots?

La temporada de calçots suele ser de enero a marzo, cuando están en su mejor momento de sabor y calidad.

2. ¿Cómo se come un calçot?

Para comer un calçot, simplemente pela la piel carbonizada y sumérgelo en salsa romesco. Sujeta el tallo verde y muérdele la parte superior.

3. ¿Puedo hacer salsa romesco en casa?

Sí, puedes hacer salsa romesco en casa. Los ingredientes básicos incluyen tomates secos, pimientos rojos, almendras, ajo y aceite de oliva. Hay muchas recetas disponibles en línea para guiar tu preparación.

4. ¿Los calçots son similares a las cebollas verdes?

Los calçots son una variedad de cebolla tierna y dulce, pero su sabor y textura son únicos. No son lo mismo que las cebollas verdes.

5. ¿Se pueden asar los calçots en horno en lugar de parrilla?

Sí, puedes asar los calçots en un horno precalentado a alta temperatura (aproximadamente 200°C) durante unos 15-20 minutos, o hasta que estén tiernos y con la piel carbonizada.

Ahora que conoces la historia, dónde disfrutarlos, por qué son famosos y cómo preparar los calçots, estás listo para embarcarte en una deliciosa aventura gastronómica en Cataluña. ¡Disfruta de esta maravillosa tradición culinaria española!

Deja un comentario